Implantes Yuxtaóseos TiMatrix


El desarrollo de nuevas tecnologías como la impresión 3D en titanio nos permite desarrollar mesoestructuras osteointegrables perfectamente adaptadas a la superficie ósea y con una capacidad incrementada de transmisión y distribución de fuerzas.

Maxilares que han sufrido extensa reabsorción del hueso alveolar presentan serios problemas para soportar dentaduras completas, tales como inhabilidad para controlar las prótesis, dolor e incomodidad debido al poco soporte basal para la prótesis, que incluso puede llegar a presionar el nervio mentonero, restringida dieta, masticación inapropiada y dificultades estéticas, fonéticas por la falta de control de las prótesis.

Los implantes subperiosticos mandibulares fueron usados por muchos años y presentaron tasas de éxito altas, más de 25 años en muchos casos en el tratamiento de maxilares edéntulos.

Las subesctructuras de los implantes subperiósticos utilizan el principio de estabilización de arco cruzado, con una estructura soportada sobre un área grande y densa de hueso cortical para la distribución de las fuerzas masticatorias.

Se logran mejoras en la distribución de fuerzas con diseños que incluyan una barra que conecte dos pilares posteriores (mesoestructura) y extendiendo la estructura a la región retromolar y a la línea oblicua externa. Con estas condiciones la concentración de fuerzas es dramáticamente reducida.